¡Cristo Vive!

¡Cristo Vive! Si dejas que esta alegría cale en tu interior, entonces podrás ser realmente feliz, más allá de las dificultades cotidianas. Más aún, encontraras maneras de mejorar tu vida y la de otros.
Creemos en un Dios que vive, que nos deja ser y hacer, que nos ha enseñado con el ejemplo y que nos ama con locura, nadie nos ama tanto.
¡Él está en medio de todos nosotros cuando nos reunimos en la comunidad en Su Nombre!