Avatar

Muerte por el pecado

Sí, el pecado existe: es el daño a Dios, a tí mismo y a los demás, cuando haces el mal.
Sí, Dios sufre tu mal y el  mío en sus propias entrañas, tanto,…, que vino Él mismo a morir.
¡Qué este viernes Santo mueran con él tus penas, tus pecados y tus traumas!
El mal está vencido, y aunque volvamos a  caer, siempre podemos levantarnos mediante el sacramento de la Reconciliación.
¡Qué nos duela el  mal del mundo, sobre todo el nuestro! para que podamos quitarlo, Él nos ayuda.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.