SI TRATO A TODOS COMO A HERMANOS…

Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego.  Mateo 5, 22
¿He maldecido a alguien? ¿Insulto a veces a los que me rodean?  ¿Me irrito con la familia o los amigos?