Sergio Lazaro

Si no guardo rencor

¿No debías también tú tener compasión de tu compañero, como yo me compadecí de ti? Mateo 18, 33
¿Hay rencor o compasión en mi corazón?

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.