Avatar

Bajo la apariencia de pan

Poco antes de morir, el Padre Varela pidió la comunión al P. Ouvril, quien lo cuidaba en una humilde habitación de la parroquia de San Agustín de la Florida en el frío febrero de 1853. Al momento de recibir el sacramento, el moribundo dijo: “Creo firmemente que esa hostia que tiene usted en su mano es nuestro Señor Jesucristo bajo la apariencia de pan.”
En esta Pascua mi familia y yo hemos disfrutado especialmente de las celebraciones en el ranchón el Bahía, que será un salón de encuentros cuando se termine el templo nuevo que se construye. En un lugar tan simple y familiar, el sagrario que guarda el Pan Consagrado parece más cercano y propicio para la adoración. Me he acordado del Venerable sacerdote y me he preguntado mucho ¿cuántas veces he tenido acceso a este tesoro sin la plena consciencia de lo que significa?¿Sirve mi adoración al Santísimo para que la gente busque ese Alimento que obviamente no es importante por el pan, sino por lo que lleva dentro?.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.