Cambio de lógica

Jesús cambia nuestra lógica. Ahora resulta que la verdadera felicidad (el Reino de Dios) es de quien no se aferra a la riqueza aunque tenga millonario, que no busca ser famoso aunque tenga muchos méritos y que busca lo simple y lo pequeño aunque tenga poder. Para colmo es Reino no es de este mundo, por tanto, no se reduce a «gozar la vida», es más que eso… Es realmente un cambio de lógica fabuloso.