Avatar

Oportunidad de oro

Se respira cierta tensión entre la gente en La Habana. El fantasma de los apagones de la una nueva escasez ronda la ciudad. El carácter coyuntural de “la nueva situación”, no se lo ha creído nadie que oye los intentos tranquilizadores de los medios de comunicación.
Yo veo una nueva oportunidad para el Estado: dejar de cambiar por especias a bajo precio el trabajo valiosísimo de especialistas cubanos y aprovechar los bajos precios del petróleo para comprarlo en el mejor mercado y comenzar a venderlo a precios competitivos con el mercado subterráneo, negociar la homologación internacional de una moneda única, y dar un paso más para mejorar la legislación sobre el trabajo privado, permitir la propiedad privada y establecer un sistema justo de impuestos que permita recuperar los servicios de educación y salud gratuitas, poniéndola a la altura a la que aspiramos.
Esta oportunidad tendría el precio de devolver a la ciudadanía una importante cuota de poder y soberanía, la cual debes protegerse y regularse con estilos más ágiles de gobierno y control de la corrupción, lo cual, creo que es perfectamente pagable para el Estado, con una cuta importante de buena voluntad.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.