Sergio Lazaro

Si oro con humildad

Ella respondió: “¡Y sin embargo, Señor, los cachorros comen las migas que caen de la mesa de sus dueños!”. Mateo 15, 27
¿Mi oración es humilde o me creo, por ser creyente,  con derechos delante del Señor?

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.