Si no juzgo

Por eso, no hagan juicios prematuros. Dejen que venga el Señor: él sacará a la luz que está oculto en las tinieblas y manifestará las intenciones secretas de los corazones. Entonces, cada uno recibirá de Dios la alabanza que le corresponda. 1 Corintios 4, 5
¿Juzgo y critico a los demás, o lo dejo todo en manos del Señor?