"Cosas mayores"

Un sacerdote amigo cuenta que el cura de su pueblo murió diciendo «verán cosas mayores». Como eran tiempos más duros que los de hoy para la Iglesia, los presentes pensaron que auguraba males mayores. Sin embargo cuando años después vieron entrar al Papa a la plaza de aquel mismo pueblo, comprendieron que el santo cura se refería a aquello que Dios reserva para ver, a los que perseveran en la fe: «Cosas Mayores»