El lenguaje adecuado

Cuando le preguntaron a Jesús: ¿quién es nuestro prójimo?, le estaban preguntado por la clave para acceder al testamento mismo de Jesús en la Cruz: el servicio y el perdón desinteresado al prójimo. La pregunta es clave para todos nosotros hoy.
Jesús no dijo nada complicado, comenzó haciendo un cuento: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó» y habló del buen samaritano. ¿Podemos explicar a la gente hoy esas verdades, desde nuestra experiencia, con las palabras que entienden? Hoy tendría que decirse, tal vez: «Un hombre tenía un perfil en Facebook y recibió…», o «una mujer estaba en el malecón jineteando…».