Nada me falta

El Señor es mi Pastor, nada me falta (Sal 23,1).  Si el Señor es mi pastor, es porque  escucho su voz y sigo sus pasos junto con otros, con quienes convivo en paz y comparto espacios, experiencias y recursos. He aquí dos claves para la abundancia, el seguimiento de cristo y la vida en la comunidad cristiana. Sin éstas se puede progresar, pero siempre faltará algo.

San Romero de América

romero«San Romero de América, nadie hará callar tu última homilía» (Pedro Casaldáliga)
A Mons. Oscar Arnulfo Romero lo acusaban de comunista, o de extremista,…, pero murió por decir la verdad, por defender a los pobres, y por oponerse a quienes niegan el derecho a la libertad y las oportunidades, en nombre de cualquier argumento.
¡Ruega por nosotros Beato Romero! Para que el miedo no le gane a la verdad que podemos decir y vivir.