Sergio Lazaro

Si soy compasivo y misericordioso

Por eso, Dios nuevamente fija un día –un hoy- cuando muchos años después, dice por boca de David las palabras ya citadas: Si hoy escuchan su voz, no endurezcan su corazón. Hebreos 4, 7
¿La Palabra de Dios hace mi corazón misericordioso y compasivo?

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.