Sergio Lazaro

Si me pongo en sus manos

Sabemos, además, que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, de aquellos que él llamó según su designio. Romanos 8, 28
¿Me  pongo en manos de Dios sabiendo que todo lo que sucede es finalmente para mi bien?

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.