Avatar

Amar la cruz

Mi madre me enseño una jaculatoria que dice: “Señor, que ame la vida y ame la cruz”. Viene de un himno que se canta en la liturgia de la horas. Como muchas cosas de la fe, lo aprendí y lo he rezado sin comprenderlo muy bien: ¿cómo es que puedo yo pedir amar lo que ni Dios mismo quiere? Me refiero a la cruz, por supuesto…
Alejandra en estos días, cuando me oyó repetirla me preguntó: ¿Papá, qué quiere decir eso?¿Que la cruz da vida?… ¡Esa es la clave Alejandra!: la antigua jaculatoria enseña que si llevo con amor la cruz (aquello que ni Dios quiere), entonces puedo engendrar vida. El amor transforma la cruz en vida, y ese es el oficio preferido de Dios, sólo hay que se fiel, como su Hijo.

0 Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.