Sergio Lazaro

Pentecostés

Hoy se manifestó la nueva presencia de Cristo en el mundo: la Iglesia, los sacramentos, la búsqueda del bien según su Palabra. Esa presencia que no se ve, pero se siente.

Lo que se ve son los templos, la presencia pública. El efecto de la acción del Espíritu es la mejora del mundo, la experiencia de Dios de personas y comunidades, y la paz.
El trabajo no está completo, eso le dijo el Espíritu Santo a los Apóstoles que tenían las puestas cerradas: no tengan miedo, salgan a anunciar lo que están viviendo y ocúpense de las periferias. Lo que hagan por ellos lo hacen por ustedes mismos.

0 Compartir