Sergio Lazaro

Ser como niños

Jesucristo nos lo aconseja en el Evangelio: ¡sean como niños! En algunas traducciones está en sentido de mandato, o condición: «quien no sea como un niño….» Yo creo que una de las claves para la alegría tiene que ver con las condiciones que solemos poner: «estáre alegre cuando tenga dinero, o salud, o cuando mejore tal cosa…», ciertamente la alegría es condicional, pero la única condición necesaria ya la tenemos: Dios habita en nuestro interior, sólo hay que aprender a contemplarlo.

Una amiga de la fraternidad Mirada Contemplativa me ha compartido la imagen. ¿Realmente buscas a ese Dios que tienes dentro y que te ama con locura? ¿luchas con todas tus fuerzas por lo que quieres?
Cuando encuentras a Dios en ti, tu deseo se torna bueno, conveniente, realizable, y la fuerza para buscarlo ya no viene de ti.

0 Compartir