Sergio Lazaro

Del estupor a la relación

Mashiari kaweni sitio sagrado de los warekena en el caño itini wini en el guainia venezolano. Foto de José Jesús Bello, Mirada Contemplativa

Identificar las maravillas naturales con lo sagrado está en los arquetipos de todas las culturas, es consecuencia del estupor ante lo sagrado, que es la primera reacción del espíritu humano cuando descubre lo divino, también cuando descubre el amor en todas sus variantes.

Por eso los grandes evangelizadores de todos los tiempos no han optado por intentar destruir lo que puede considerarse como «adoración pagana» a elementos naturales, sino que han intentado que las plersonas den el paso siguiente al estupor: la búsqueda de la relación personal con lo sagrado. Ese es el camino a Dios, es la esencia de la Revelación Cristiana, y va del estupor a la conversación con quien Cristo nos reveló como «Papito». Esa resignificación del estupor religioso que a primera vista puede verse como «paganismo» ha tenido un gran éxito a lo largo de la historia, mientras que cuando se ha reprimido o combatido ese impulso primario en las culturas, lo que sale es un sincretismo mucho más pagano que el que se quiso combatir.

0 Compartir