¿Cuál es nuestra Galiea hoy?

La Resurrección de Jesucristo no nos invita a refugiarnos en las iglesias y lugares sagrados, en cambio nos invita a llenar nuestro santuario interior y salir «a Galilea», es decir, hacia las periferias, hacia donde la gente tiene miedo, hambre, sed, desesperanza y superstición.
¿Cuál es nuestra Galiea hoy?, es la tarea que nos ha dejado hoy el cura del barrio.

Todos en el mismo barco

Comunidad de Sant’Egidio en Guatemala brinda alimentos a personas en la calle.

Nunca antes esto ha sido tan cierto, el COVID no es la primera epidemia, pero es la primera que se ha “servido” de la Globalización, la misma que ha unido a la gente, interconectado culturas y abierto grandes horizontes de relación. Pero también ha puesto de manifiesto las desigualdades y aumentado el drama de los pobres. El miedo se impone en muchas personas.

Leer más

No temas

Nacimiento que se venera a la entrada del Hogar de Ancianos Santovenia de La Habana.

¡No temas María! El Señor está contigo. (Lc 1, 30)
El miedo está especialmente presente en este tiempo en Cuba y el mundo, no sólo por la pandemia, la injusticia o la miseria, también por la incertidumbre del porvenir, los sueños rotos, el desaliento y el cansancio. Nada más parecido a la Palestina de hace dos milenios, cuando una jovencita oraba, se sentía a sus anchas con Dios y podía ver aquella realidad con ojos distintos y decir que Sí a la audacia de lo desconocido, sólo porque Dios se lo propuso y le aseguró Su compañía.*

Leer más

Propiciadoras de Ternura

«Maternidad», obra en grafito sobre cartulina, que mi hija Ana Laura regaló a mi esposa hoy.

El Arzobispo Dionisio García dice que las madres son las primeras en acercarnos a la Ternura de Dios. ¡Y tiene razón!

Dios les ha regalado esa presencia Suya en el vientre acogedor donde el ser humano recibe el Espíritu ya desde el momento de la Fecundación. No sólo se desarrolla la vida en el útero, también la Humanidad de la persona, que es eterna desde su comienzo.

La Iglesia toda es un Vientre, como el de nuestras madres, donde podemos encontrar calor, alimento y cariño, haciéndonos percibir las señales del mundo, pero de forma más dulce y atenuada, como para que podamos aprender a lidiar con ellas.

Esa Maternidad de la Iglesia es especialmente posible por las mujeres que la habitan, sobre todo esas que son especiales porque que son Madres en el Espíritu de Dios, con independencia de que lo sean o no en lo biológico.

Leer más

A mi manera

Hoy, cuando le recordé a uno de mis colaboradores que resposara por ser Viernes Santo, me respondió:

«Si estaré todo el día con mucho respeto, y al estilo popular de la relación, también pidiendo y orando». Yo le contesté: «La relación con Dios es en esencia «popular»como dices… Es la tuya con El. Los ritos, oraciones aprendidas, y otras prácticas, son sólo instrumentos y valen en la medida en qué se hagan propias, es decir «populares».

Leer más